Mostrar más

Tapiz

1.090 pompones
135 x 160 cm

2016

Veintisiete I

Hambre y desolación

Ricoeur (1999) define la memoria en contraste a la noción de olvido; ambos conceptos están relacionados con el tiempo, la memoria es un ente del tiempo y el olvido es obra del tiempo destructor. Esta oposición conceptual se manifiesta también en el contraste visual cromático escogido en esta serie de obras: el blanco y el negro.

 

Ricoeur sostiene que existen dos tipos de memoria: la memoria individual y la memoria colectiva. La memoria individual “garantiza la continuidad temporal de la persona” (p. 16), es la manera de sostenernos en el tiempo, de mantener la conciencia de unidad. Respecto a la memoria colectiva “uno no recuerda solo, sino con la ayuda de los recuerdos de otro. Además, nuestros presuntos recuerdos muy a menudo se han tomado prestados de los relatos contados por otro” (p. 17). En este sentido, cobra importancia el relato, que en mi caso se traduce en el libro de mi abuelo y la transmisión de esas vivencias hacia otros, los lectores. El recuerdo no se limita al individuo, sino que es interpersonal, se convierte en una cadena, una sucesión de relatos contados por una persona a otra, hecho que resulta básico en el devenir histórico.

Veintisiete I / Hambre y desolación se constituye a partir de pompones ubicados ortogonalmente, presentando una visualidad digital en base a un procedimiento manual. El tipo de imagen digital ofrece una actualización cercana al espectador, que en su mayoría no vivió estos sucesos.

 

Bibliografía:

- Ricoeur, P. (1999). La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido. Madrid, España: Arrecife.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now